Newman & Benito

“San Benito encontró el mundo, físico y social, en ruinas, y su misión fue restaurarlo no a la manera de la ciencia, sino de la naturaleza, no como poniéndose a emprenderlo, no profesando hacerlo en un tiempo dado, ni como un específico raro, ni como una serie de golpes, sino tan tranquila, paciente y gradualmente que, con frecuencia, hasta que el trabajo estuvo hecho, nadie sabía que lo estaba haciendo. Fue más una restauración que una visita, una corrección o una conversión. La nueva obra que ayudó a crear fue más un crecimiento que una estructura. Los silenciosos hombres eran observados en el campo, o descubiertos en el bosque, cavando, limpiando y construyendo; y otros hombres silenciosos, sin ser vistos, se sentaban en el frío claustro, cansando sus ojos y manteniendo su atención en el esfuerzo, mientras que dolorosamente copiaban y recopiaban los manuscritos que habían salvado. No hubo nadie que contendiese o clamase, o llamase la atención sobre lo que estaba pasando, pero gradualmente el pantano boscoso se convirtió en ermita, una casa religiosa, una granja, una abadía, una aldea, un seminario, una escuela de enseñanza y una ciudad.”

Beato Juan Enrique Newman,
“The Mission of St Benedict”, Historical Sketches, II § 9 (1872).

 

[Tomado de @WrathOfGnon]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: